Claves para adaptar el Plan de Comunicación Interna de cara al 2019

2/7

En una época en la que las organizaciones empiezan a planificar sus acciones para el año que vendrá, alinear el Plan de Comunicación Interna actual a los nuevos objetivos de negocio se vuelve fundamental. Repasamos de qué manera construir una estrategia sólida en este sentido, aprovechando lo que ya se tiene. Innovar, una de las claves para no quedarse atrás.

 

Co Crear – Optimizar – Re pensar

A esta altura, nadie puede dudar que las organizaciones que cuentan con un Plan de Comunicación Interna van un paso más adelante que aquellas que prescinden de esta herramienta clave para construir y consolidar, desde adentro, su identidad corporativa.

Sin embargo, todavía siguen siendo muchas las compañías que después de ejecutar una estrategia de este tipo, subestiman la importancia de sentarse a evaluar al menos una vez por año los resultados obtenidos.

Aunque no lo crean, al descuidar este aspecto están dejando pasar por alto una oportunidad invaluable para optimizar sus procesos. ¿El motivo? Haciendo un diagnóstico de su Plan de Comunicación Interna, las organizaciones no solo están en condiciones de determinar qué tan efectivos han resultado sus esfuerzos en esta dirección, sino también de sentar las bases para armar una nueva nueva hoja de ruta que se ajuste a los desafíos que se vienen. Utilizando el plan actual para delinear el del año que viene no sólo se ahorran costos y tiempo, sino que también que se sientan las bases para superar el desempeño alcanzado en el pasado.

 

Medir, el puntapié para mejorar

 

Cuando de evaluar el Plan de Comunicación organizacional se trata, una vez más la conocida frase “lo que no se mide, no se puede mejorar” vuelve a cuento. Es decir, antes de adaptar este documento de cara a 2019, es necesario saber qué de lo que tenemos al alcance de la mano puede ser reutilizado. Poder entender cuáles de las estrategias que se han implementado a lo largo del 2018 han funcionado, las que no, y cuáles, para seguir siendo efectivas, necesitan ajustarse en función de los nuevos objetivos del negocio para avanzar en la dirección correcta.

En todos los casos, antes de analizar cualquiera de estos aspectos, es importante determinar el objetivo que perseguimos con este análisis. Por ejemplo, es posible medir qué grado de participación han tenido las actividades propuestas para los colaboradores desde la compañía (como capacitaciones o encuentros fuera del horario laboral), la valoración de los mismos sobre ellas; así como los resultados que ha arrojado una campaña de Comunicación Interna, dependiendo del tipo de mensaje entregado y el canal elegido para hacerlo llegar.

Pero analizar estos aspectos no solamente es útil para reestructurar el plan actual, sino también para hacer que el resto de las áreas de una organización dimensionen la importancia de contar con una estrategia sólida en materia de Comunicación Interna. Aunque no siempre es fácil, es fundamental trabajar para demostrar que los esfuerzos en este sentido tienen un impacto directo sobre los resultados del negocio.

 

La innovación como puente

 

Como decíamos anteriormente, a la hora de delinear un Plan de Comunicación Interna para el 2019 no es necesario partir desde foja cero, y existen muchas estrategias implementadas en el pasado que pueden ser replicadas, e incluso recicladas, de cara al futuro. Pero lo que sí, es altamente probable que para lograr una comunicación efectiva con los colaboradores de una organización, sea necesario echar mano a nuevos recursos, muchos de ellos impensados hace tan solo algún tiempo atrás. Innovar, entonces, se convierte en el mejor atajo para llegar a nuestros destinatarios.

Para conseguir que los integrantes de una organización escuchen lo que tenemos para decirles es necesario aggionar nuestros métodos: hay que revisar no sólo el mensaje y el canal a través del cual lo hacemos llegar, sino también quiénes son los emisores del mismo.

Dependiendo del tipo de organización y de sus necesidades específicas, la innovación aplicada a la Comunicación Interna puede tomar diferentes formas. Pero en todos los casos, la digitalización de los procesos dejó de ser una opción, y se convirtió en un mandamiento. No solo para lograr compañías más sustentables, sino también para promover la agilidad de estos intercambios fundamentales.

Además de enviarles a los integrantes de una compañía comunicaciones altamente personalizadas, según sus intereses y comportamientos, es importante evaluar a través de qué formatos buscamos contactarnos con los mismos. Whatsapp, por ejemplo, ya no es una palabra prohibida entre los especialistas de la Comunicación Interna, y cada vez son más las organizaciones que se animan a utilizar este chat como medio de contacto con sus miembros. Más informal, sí, pero más efectivo, también.

En este escenario, tampoco existe la posibilidad de seguir controlando quiénes son los portavoces de los valores de la marca. Ya no son sólo los jefes y el departamento de Recursos Humanos los que tiene el poder de crear y reproducir los atributos de la empresa. En la actualidad, las organizaciones deben poder detectar a tiempo quiénes son los ‘influencers internos’ de la organización, es decir, los líderes naturales que, al contar con el reconocimiento de sus pares, se convierten en los mejores embajadores.

 

Entonces,

¿cómo se puede reciclar o cambiar el Plan 2018 para lograr un Plan 2019 superador?

  • Analizando el plan actual y haciendo un diagnóstico acerca de su desempeño.
  • Relevando resultados de las acciones implementadas (los famosos KPIs).
  • Teniendo en cuenta los objetivos de negocio de cara a 2019.
  • Revisando las tendencias del mercado (innovación aplicada a CI).

 

Hoy más que nunca, las marcas que entiendan la importancia de contar con un Plan de Comunicación Interna actualizado a sus necesidades organizacionales, así como al contexto en el que están inmersas, podrán optimizar recursos para alcanzar sus objetivos de negocio e, incluso, superarlos.

Porque en tiempos de crisis, la creatividad es el mejor lugar para destacarnos 😉